• Dom. Jun 26th, 2022

La música no faltó en el Día del Padre

Poradmin

Jun 19, 2022

Para don Luis, el tercer domingo de junio que se conmemora el día del Padres es especial, pero no por la fiesta o los regalos que recibirá, sino porque ese día habrá trabajo en el panteón central, él es músico y por 20 pesos ofrece tocar y cantar las canciones que le gustaban al festejado u otras que hagan recordarlo.

«Hoy está flojo, no es lo mismo que el día de las madres, cuando no te dejan descansar y al medio día ya sacaste algo bueno, hoy apenas sacamos algo», comentó mientras caminaba entre las tumbas, ejecutando pequeños acordes de la Guitarra y ofreciendo «cuál le cantamos».

Lee también: Poca concurrencia en restaurantes de Acapulco por el Día del Padre

Don Luis indicó que sí tiene hijos pero hoy es importante aprovechar la fecha para poder llevar dinero a la casa, pues la crisis está muy complicada, todo está muy caso, la comida, la ropa, a luz, todo ha subido de precio.

El músico pidió no contestar más, «me da pena», señaló, mientras se alejó entre las cruces para acompañar a una familia.

Por gusto canta

Otro guitarrista que acudió al panteón es Cuauhtémoc Barragán, quien no es músico por paga sino por gusto, con su guitarra cargando pasa de tumba en tumba y donde encuentra familias se suma a ejecutar corridos, su favorito «el general y el Sargento» de Chalino Sánchez.

Los asistentes al panteón agradecen el gesto, lo acompañan cantando en los coros y una vez que termina la canción se despide y sigue caminando, lo hará hasta llegar a la tumba de su padre que está hasta el fondo del cementerio y donde su hija y esposa lo esperan para que también cante en ese sepulcro.

en una de las tumbas se encontró con un acordeonista que con su instrumento ejecuta canciones para su ser querido, sin dudarlo se sumó y pidió hacer una interpretación juntos en tono de mi, «Solo un balazo se oyó/ la bala silbó en el viento/ Reyes quiso disparar pero falló en el intento/ muerto cayó el general / fue más veloz el sargento/», repite la aguardentosa voz, que se acompañó de los sonidos de la lira y el acordeón.

Fuente: El Sol de Acapulco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.